La importancia de la primera tarjeta

arbitros-futbol-primeratarjeta

El árbitro siempre debe estar dispuesto y preparado para demostrar su autoridad, especialmente cuando tenga que mostrar la primera tarjeta.
Domine la situación
El árbitro tiene el deber de hacer cumplir el Reglamento. Simple y llanamente, ésta es la principal razón de que él se encuentre allí. Se espera que el árbitro mantenga e interprete las Reglas de Juego para asegura que tenga lugar un partido de fútbol limpio, disputado y competitivo. Un ejemplo: la incapacidad o la falta de valor para mostrar en el primer minuto de juego la primera tarjeta, provoca durante ese periodo la revancha del jugador afectado, la inconsistencia que prevalece, permite que los jugadores se tomen la ley en sus manos al sentir un vacío de autoridad del árbitro.
No cuides el espectáculo, protege al jugador
Sea el minuto que sea el árbitro debe mostrar la tarjeta amarilla al jugador infractor ya que esta medida le permite ir previniendo y solucionando jugada a jugada, debemos recordar que la función de las tarjetas es: un fin, un medio y un recurso que tiene para controlar el partido, pero se deberán emplear en forma oportuna, en muchos casos marca la pauta del partido, se aplican también para la protección del jugador, el árbitro no debe tener clemencia con el jugador que ingresa al campo de juego con el fin de causar daño físico a su adversario.
Los jugadores son los infractores, no el árbitro
El árbitro, como ser humano debe perdonar a su prójimo, pero como árbitro no debe perdonar al jugador infractor porque va minando su credibilidad, su autoridad y el respeto que deben tener los jugadores a las Reglas de Juego.
Actúa con madurez.
Muestra sensatez y buen juicio, pero también deberá desarrollar tú inteligencia emocional para: saber cuándo el partido va subiendo de tono, crear un clima adecuado en el campo de juego, mostrar imparcialidad a la hora de aplicar el reglamento, saber mantener la disciplina y el orden en el terreno de juego, mostrar consistencia en la calificación de las faltas.
Un árbitro necesita desarrollar y consolidar su autoridad moral para proyectarse como alguien digno de confianza
Artículo escrito por: Mario Rubio Vázquez (Instructor de Árbitros de Fútbol y Ex-árbitro FIFA)




1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.