Prueba de Intervalos: opciones, metodología y realización


1. Evalúa la capacidad del árbitro para realizar una serie de carreras rápidas de 75 m, entre las que se intercalan intervalos caminando de 25 m.

2. Los árbitros deben completar intervalos de 75 m de carrera y 25 m caminando. El ritmo lo marca el archivo de audio y los tiempos de referencia son los establecidos por el CTA mediante circular. Si no se dispone de un archivo de audio, el ritmo lo marcará un preparador físico con experiencia sirviéndose de un cronómetro y un silbato.

3. Los árbitros deben salir desde una posición de pie. No deben salir antes de que suene la señal de salida. En cada línea de salida debe haber asistentes para controlar que los árbitros no empiecen antes de tiempo.

4. Al final de cada carrera los árbitros deben entrar en el «área de llegada» antes de que suene la señal. El «área de llegada» está señalada con una línea 1.5 m antes y 1.5 m después de la línea de 75 m.

5. Si un árbitro no entra en el «área de llegada» a tiempo, debe recibir un aviso claro del responsable de la prueba. Si un árbitro no entra en el «área de llegada» a tiempo una segunda vez, el responsable de la prueba lo parará y le comunicará que no ha superado la prueba.




Fuente: RFEF


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.