Daniel Alcaraz, primer árbitro español con síndrome de Down



Daniel Alcaraz tiene 24 años, es hijo del delegado arbitral en Gandia y, además del deporte, disfruta como cocinero y bailarín. Tiene síndrome de Down y dirige partidos en el fútbol base de la comarca de la Safor. Es el único colegiado con síndrome de Down de España.
El arbitraje le viene de familia. Su padre, Juan Alcaraz, es delegado arbitral en Gandia, al que acompañaba por los campos de fútbol de la comarca valenciana.
Comenzó dirigiendo partidos de querubines. Ahora ya lo hace en la categoría alevín. Para ello se ha formado, como el resto de compañeros. Ha realizado el cursillo correspondiente y se ha federado.
En el campo es todo personalidad  y su padre le define: "Es hablador, le gusta comunicarse con los jugadores. Es tranquilo y nada autoritario"
Esta será la segunda temporada impartiendo justicia en los terrenos de la delegación de la Safor. No será la última. Está implicado en mejorar cada día y valora que los futbolistas respeten sus decisiones. "No le protestan y tanto padres como entrenadores le ayudan en lo que necesite. Ven que es una persona que se implica en todo y que quiere aprender", descarta Juan Alcaraz, gozoso de que su hijo haya abierto un camino que deben pisar muchos más jóvenes en los próximos años.
En estos momentos sólo se plantea seguir mucho tiempo más y continuar aprendiendo. "Quiero seguir más años. Por la tele veo partidos e intento aprender. Pero quien realmente me enseña es mi padre. A él le consulto todo", relata Daniel.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.