El otro fútbol: Árbitro, pizzero y taxista


La necesidad de sacar adelante a su familia, pero también de nunca perder los sueños es un ejemplo de vida de Jafeth Julián Perera Carrillo (Cancun – 1978).
Una de sus pasiones es ser árbitro, del cual ya lleva más de 13 años pitando partidos amateur de Cancún, sin embargo, se dio cuenta que no era suficiente para poder mantener a su familia, entonces abrió su pizzería junto a su esposa el cual ya lleva 6 años, pero habían más gastos de los cuales no podrían cubrir, así que tuvo que comprar un taxi, para trabajarlo mientras no le saliera compromisos tanto en el futbol como en la pizzería: “Hace ya 13 años un amigo me invitó a ser parte de un colegio de árbitros, me interesó ya que desde muy chavo me gustaba el futbol, pues como no pude llegar más allá de ser un jugador profesional de las canchas del barrio, ingresé al cuerpo arbitral y ahora ya llevo 13 años”.
Tantos sacrificios han valido la pena y ahora es el coordinador del Colegio Fair Play de Árbitros en Cancún: “Me costó tanto sacar a mis hijos adelante, me levantaba desde las seis de la mañana y trabajar en el taxi, entrenar en el arbitraje, ir a convenciones para prepararme mejor, dormirme muy noche, para que mis dos hijas mayores hasta el día de hoy ya sean tituladas”.
Fuente: La Verdad

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.