¿Se puede entrenar con agujetas?


Es muy probable que en alguna ocasión después de realizar un esfuerzo mayor del habitual hubiéramos sentido este tipo de dolor.

Las agujetas son microrroturas en las fibras musculares que se producen con la formación de nuevas fibras por la práctica del ejercicio. La sensación puede ser desde suave, hasta tremendamente dolorosa, hasta el punto de sentir que no puedes mover la parte afectada.

Aparecen entra las 24 y 72 horas generalmente después de que realizamos un ejercicio al que no estamos acostumbrados, tras  comenzar la práctica de ejercicio, o posteriormente a una pausa o descanso prolongado, debido a que la carga del ejercicio es mayor de la que el músculo puede soportar, por lo que las fibras más débiles se rompen, principalmente en la zona músculo-tendinosa, que es aquella donde se soporta mayor tensión.

La propia experiencia de las personas que practican ejercicio habitualmente les permite diferenciar entre este tipo de dolor y otro que pueda referirse a una lesión. La diferencia principal suele encontrarse en la intensidad del dolor y el tiempo de aparición. El dolor de las agujetas suele aparecer horas después de finalizar el entrenamiento y suele acompañarse de una ligera tumefacción, disminución del rango de movimiento articular, rigidez y pérdida de fuerza del músculo afectado; en cuanto el dolor de una lesión es más agudo, intenso y de aparición inmediata.

Prevención

El dolor de las agujetas aunque no es grave, sí es muy molesto y puede provocar que pasemos unos cuantos días casi sin poder movernos. No existe un método claro para prevenir y tratar las agujetas a pesar de las numerosas investigaciones.
Es conveniente un buen calentamiento previo mediante ejercicios para trabajar flexibilidad de la musculatura, así como el aumento progresivo del nivel de entrenamiento, empezando por ejercicios suaves hasta llegar a los más intensos; de este modo, las fibras musculares se preparan para una situación de esfuerzo.

Tratamiento

Uno de los métodos más empleados en la medicina deportiva es el masaje muscular. El uso de antioxidantes (vitamina C y E) no ha dado resultados positivos para eliminar sus efectos y por supuesto el agua con azúcar no sirve.
Podemos encontrar un pequeño alivio en la aplicación de frío. En caso de dolor muy intenso se pueden tomar analgésicos.

Entrenar con agujetas

Se puede entrenar perfectamente con agujetas, pero con sentido común. Debes conocer tu cuerpo para saber si vas a poder rendir medianamente bien, además, dependiendo del tipo de entrenamiento, será más o menos recomendable entrenar o descansar.
Hay que decir que no todas las personas tienen el mismo tipo de dolor, los hay que directamente no tienen agujetas, y esto no quiere decir que no estén progresando. Las agujetas no son sinónimo de progreso o mejora.
Debes intentar que no se sobre-entrene un músculo de entrenamiento a entrenamiento. Si un día has realizado entrenamiento de piernas, y tienes muchas agujetas, al siguiente día puedes entrenar el tren superior sin ningún problema, por muchas agujetas que tengas.


M.J.

Fuentes:



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.