Métodos para el tratamiento de las agujetas


Las agujetas son molestias musculares que aparecen en ocasiones al finalizar las primeras sesiones de actividad física o cuando realizamos una actividad más larga o intensa de lo habitual; consistentes en rigidez muscular acompañada de dolor intenso que generalmente tras el estado de reposo, reduce la capacidad de movimiento de la zona afectada.
Es un dolor que se manifiesta 24-48 horas después de sesiones intensas (aunque no siempre) de entrenamiento (algunas veces antes) y tiene su pico máximo de dolor en las 48-72 horas siguientes a la realización de la actividad.
Este tipo de dolor o rigidez muscular es más frecuente que aparezca cuando se inicia un nuevo programa de ejercicios, con cambios de rutina de entrenamiento o al aumentar súbitamente la duración o intensidad de nuestra rutina de ejercicios.
Qué causa las agujetas
Al someter al musculo a un ejercicio de intensidad al que no está acostumbrado, se producen pequeñas roturas de las fibras musculares que hace que se acumulen gran cantidad de productos desechos, que dan paso a una reacción inflamatoria produciendo dolor.
La cantidad de dolor, depende de la fuerza, tipo y  tiempo de ejercicio que se realiza. Cualquier movimiento al que no está  acostumbrado puede llevar a producirlas.
Tratamiento para las agujetas
Nada está probado al 100 por ciento eficaz, si te encuentras dolorido después de un duro entrenamiento o tras una competición, pruebe estos métodos para hacer frente a las molestias. Aunque no todos están respaldados por la investigación, muchos atletas reportan éxito con algunos de los métodos siguientes:
  • Recuperación activa; La realización de una sencilla sesión de ejercicio aeróbico de bajo impacto aumenta el flujo sanguíneo y está vinculado con el dolor muscular disminuido. Después de un entrenamiento intenso o competición, utilizan esta técnica como parte de su enfriamiento.
  • Descansar y recuperarse: Simplemente esperar, el dolor desaparecerá en 3 a 7 días sin tratamiento especial.
  • Masaje deportivo: Algunas investigaciones han encontrado que el masaje deportivo puede ayudar a reducir el dolor muscular y reducir la inflamación.
  • Baño de hielo. Aunque no hay evidencia clara que pruebe su efectividad, muchos atletas profesionales los utilizan y afirman que reduce el dolor.
  • Use el R.I.C.E.: método estándar de tratamiento de las lesiones agudas, si su molestia es particularmente dolorosa (Reposo, Hielo, Compresión y Elevación).
  • Estiramientos: realizar estiramientos suaves. Aunque la investigación no demuestra que el estiramiento reduce el dolor muscular, muchos deportistas encuentran que simplemente se sienten  mejor.
  • Antiinflamatorio: Pruebe con un antiinflamatorio no esteroide. Ibuprofeno o naproxeno pueden ayudar a reducir temporalmente el dolor muscular, aunque en realidad no aceleran la curación. Tenga cuidado, sin embargo, si usted planea tomarlo antes del ejercicio. Los estudios informaron que la toma de ibuprofeno antes de ejercicio de resistencia no es recomendable.
  • Yoga: Hay un creciente apoyo sobre la realización de yoga y reducción del dolor.

Si bien puede no ser capaz de prevenir el dolor muscular por completo, se puede reducir la intensidad y duración del dolor muscular  si se siguen unas cuantas recomendaciones de ejercicio.
  • Calentamiento: completo antes de su próxima sesión de ejercicios. Existen algunas investigaciones que apoya que un calentamiento llevado a cabo inmediatamente antes del ejercicio habitual  produce pequeñas reducciones en el dolor muscular de aparición tardía.
  • Progresar lentamente: el método de prevención más importante es aumentar gradualmente el tiempo de ejercicio e intensidad. Como recomendación la  regla del 10 por ciento como pauta de progresión de ejercicios por semana.
  • Enfriamiento: enfriamientos suaves después del ejercicio
  • El profesional de enfermería experto en la educación física y el deporte le ayudarán si no está seguro de cómo empezar un programa de ejercicios que sea seguro y eficaz.
  • Evite hacer repentinos cambios importantes en el tipo y cantidad de tiempo que hace ejercicio.
  • Iniciar una rutina de levantamiento de pesas nuevo con los pesos ligeros y repeticiones altas; y poco a poco aumentar la cantidad a levantar durante varias semanas.
  • Correcta hidratación y alimentación.
  • Escucha a tu cuerpo. Evite cualquier actividad vigorosa o ejercicio que aumenta el dolor. Deje que el dolor desaparezca completamente antes de realizar cualquier ejercicio muy intenso. El dolor muscular único y localizado puede ser un signo de una lesión grave. Si el dolor muscular no mejora en una semana consulte a su médico.

Autor: Agustin de la Peña
Jaime Ribas Escalera (infografia)
 Fuente e imagen: Enfermera.io


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.