¿Papá, me apuntas el lunes para ser árbitro?

arbitros-futbol-quiero-ser-arbitro

Eran las ocho de la tarde, estaba saliendo del estadio del equipo de mis colores, mi hijo se volvió hacia mí y me pregunto: ¿me apuntas el lunes para ser árbitro?

Al principio no reaccioné, estaba en otras cosas. Cuando mi hijo volvió del colegio el lunes, lo primero que me dijo fue si había ido al colegio de árbitros de la localidad para apuntarlo. En ese momento no sabía que decir, nunca se me pasó por la cabeza que mi hijo de 12 años le gustara ser esa persona que en los estadios es siempre criticada e insultada.

Nos sentamos y le pregunté el por qué, la respuesta fue tan contundente como escueta: “porque me gusta”. Sin pensarlo dos veces, nos acercamos al colegio de árbitros de la localidad y lo inscribir.

Ahora dirán que por qué cuento mi historia, pues porque los niños tienen sus sueños y no debemos hacer que tengan nuestros sueños. Todo padre sueña con tener un Messi o un Ronaldo, más por lo económico que por lo deportivo, pero cuando el sueño de sus hijos no concuerda se desesperan y no lo aceptan e imponen su sueño patriarcal.

Papá, quiero ser árbitro. ¿Y por qué no?


Os dejo unos enlaces de algunos colegios de árbitros que van iniciar cursos y si vuestros hijos quieren ser árbitros, no dudarlo e ir al colegio de árbitros de vuestra localidad:

MJ.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.