Un terrible accidente le condicionó su vida en el arbitraje

Juan-Carlos-Rivero-y-su-abuelo-actualidad

Para José Carlos Rivero, de 36 años de edad, su asignación como cuarto árbitro en el Partido de las Estrellas entre el Real Madrid y las estrellas de la MLS representa otro paso positivo hacia adelante en su vida como árbitro
Nacido y educado en Perú, la afición de ser árbitro se le ha transmitido de generación en generación, puesto que en su familia ya hubo árbitros: su abuelo, padre y tío.
 “Mi abuelo, Carlos Rivero Ángeles, fue uno de los primeros árbitros internacionales oficiales en el Perú”, explicó. 
 “A partir de los tres años, mi padre, Walter Rivero, y mi tío, Carlos Rivero, me llevaban a los estadios. Yo estaba allí en los vestuarios con ellos, escuchar toda esta charla sobre arbitraje y ver todas estas cosas era increíble para mí.” 
La motivación que le hizo ser árbitro fue a consecuencia de una adversidad terrible: “Mi padre estaba activo en 1996, cuando sufrió un accidente de coche, y perdió su pierna”, explicó. “Su carrera terminó ese día. Tenía 15 años en ese momento, y yo le dije que iba a continuar su carrera”.
 “Mi tío me llevó a torneos y ligas amateurs y yo estuve de árbitro durante dos años. Me gustó y lo seguí haciendo durante tres años hasta que llegué a E.E.U.U. “.
Así describe su experiencia en el Partido de las Estrellas: “Fue un momento increíblemente de orgullo para mí y para mi familia estar involucrado en el partido de las Estrellas. Mi padre estaba observando desde las gradas, con mi esposa y mi abuelo y el resto de la familia me observaba desde la televisión en el Perú. Para ellos es una alegría “.
Fuente: PRO


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.