Busacca: "Árbitros y árbitras deben trabajar al unísono"

Cuando accedió al cargo de Director del Departamento de Arbitraje de la FIFA en 2011, Massimo Busacca tenía las ideas muy claras sobre la preparación de los árbitros de élite: cuanto más profundos sean sus conocimientos del fútbol, mejores serán sus resultados. Mientras Busacca prepara el ciclo que concluirá con la celebración de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™, su idea consiste en llevar esos métodos a un nivel superior, y hacerlo de forma unificada y conjunta en el fútbol masculino y femenino.

video

“Hombres y mujeres tienen que trabajar juntos, porque estamos convencidos de que ésta debe ser nuestra filosofía. El fútbol es el mismo, las decisiones que se toman son las mismas y, por consiguiente, los preparativos de los árbitros y árbitros asistentes deben serlo también”, asegura Busacca. “Por esta razón, en todos nuestros seminarios, empezando por los dos de élite más importantes, que se celebrarán en febrero de 2016, presentaremos exactamente la misma información y organizaremos actividades para debatir y analizar jugadas e incidencias todos juntos, árbitros y árbitras”.

El centro de la filosofía de Busacca se basa en la idea de que, al igual que en el caso de los futbolistas, los árbitros deben prepararse para cada partido teniendo en cuenta todos los aspectos del juego, incluso en los aspectos tácticos. “Actualmente, el fútbol es muy veloz, pero por mucho que corras como Forrest Gump, si no posees una compresión profunda del juego, no estarás en el sitio justo en el momento apropiado”, explica.

“Antes de un partido, el entrenador da instrucciones al jugador sobre el sistema táctico del rival, sobre las características de los adversarios, etc. Debería ser exactamente lo mismo en el caso de los árbitros: también ellos deben saber si un equipo despliega un 4-3-3 o un 4-3-2-1; si juega al contragolpe, etc. Antes de que el balón llegue a su destino, el árbitro debe saber dónde acabará, y eso se debe repetir y simular hasta la extenuación. Los árbitros no son máquinas y pueden incurrir en errores, pero de esta forma se crea uniformidad y coherencia, y los fallos se reducen a la mínima expresión”.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.