"El control del partido". David Fernández Borbalán.

En el arbitraje, siempre hemos escuchado esta típica expresión de “controlaste bien el partido”, u otras frases como “hubo momentos del partido que “no hubo control de partido”. ¿A qué llamamos controlar el partido? Controlar el partido, es llevar el partido desde el inicio hasta al final por unos cauces de normalidad en cuanto al comportamiento de los jugadores, así como de los banquillos, trazando un nivel de tolerancia igual para los dos equipos tanto a nivel técnico como disciplinario. Tener el control del partido va a significar que nuestro trabajo sea mucho más “fácil”, y que los jugadores, oficiales y aficionados van a sentir que en el partido existe una persona que es el árbitro que está transmitiendo en todo momento conocimiento de las reglas de juego, y capacidad para dirigir el partido con liderazgo, consiguiendo que todos los jugadores y oficiales acepten nuestras decisiones. Esto último, es un síntoma claro de control de partido, cuando conseguimos que los equipos acepten nuestras decisiones.
No me cabe la menor duda, que el control de partido también se planifica, y que debemos prepararlo e incluirlo en nuestra preparación de partido, teniendo en cuenta que existirá una parte PRE-PARTIDO y otra durante el PARTIDO.


PREPARTIDO



En cuanto recibimos nuestra designación, debemos tener en cuenta en que situación de la tabla se encuentra estos equipos, intentar buscar si existen “antecedentes deportivos” que nos puedan indicar a nosotros si estos equipo en anteriores ocasiones que se enfrentaron, tuvieron problemas de algún tipo. De igual manera, es conveniente saber que jugadores de cada equipo pueden incidir de manera negativa a nuestro “Control de Partido”, bien porque simulan acciones que no existen, bien porque provocan muchas faltas al límite de la amonestación o expulsión, etc… Hoy día, internet es una herramienta muy útil para poder conseguir algún partido que nos pueda interesar para analizar todas estas cosas que he comentado y que sin duda alguna nos ayudarán el día de nuestro partido.
El día de nuestro partido, debemos de incluir en nuestra charla Pre-Partido todas estas cuestiones detectadas, de manera que a nuestro equipo arbitral podamos facilitarle la forma de detectar aquellas situaciones que de algún modo van a dificultar nuestro arbitraje. Es muy importante que transmitamos a nuestro equipo arbitral cual va a ser tu nivel de tolerancia en el partido, para que todos tengamos el mismo criterio a la hora de tomar decisiones de orden técnico y disciplinario. Que le facilitemos aquellos jugadores que complican la labor de los asistentes a la hora de sancionar el fuera de juego, que también identifiquemos cuales son los jugadores que suelen simular en área, también aquellos jugadores que por su forma de juego están continuamente al límite de la sanción disciplinaria etc...
Todos estos componentes, incidirán en gran manera en nuestro control de partido, y esta parte es la que podemos trabajar antes del partido, desde el análisis de otros partidos, desde el conocimiento de “a que equipos vamos arbitrar” y desde nuestra experiencia.

 

DURANTE EL PARTIDO


En mi carrera arbitral, siempre he tenido en cuenta una expresión como tantas que tenemos en el mundo del arbitraje, que no siendo de mi “cosecha”, siempre la he tenido en mi mente a la hora de afrontar los partidos, y que siempre la transmito a mi equipo arbitral para que como dije antes, la tengamos en cuenta para transmitir que todos tenemos el mismo nivel sancionador durante el partido. Esta es “ABRIR Y CERRAR GRIFO”. Bien, pues como si de dejar pasar el agua o no se tratara, de esta manera es como debemos dejar fluir el juego o no en un partido, y me explico. Tenemos que ser más o menos tolerantes en función del desarrollo del partido, para eso debemos percibir, si el juego se está desarrollando de una manera normal, o bien las faltas que se van produciendo son cada vez con más intensidad llegando incluso a poder afectar a la integridad física de los jugadores. Para tener siempre el control de partido, debemos hacer un adecuado criterio de la “ley de la ventaja” y de las “sanciones disciplinarias”.
Ambas cosas son vitales e influyentes en el control del partido, si aplicamos en muchas ocasiones la ley de la ventaja cuando tenemos fases del partido donde los jugadores están disputando el balón con acciones muy al límite, no es aconsejable aplicar mucho la ley de la ventaja, deberíamos ir “cerrando el grifo” e ir “abriéndolo” a medida que nosotros percibimos que nuevamente tenemos la situación controlada, y si no pudiéramos dar fluidez al juego hasta el final del partido, pues esa sería una buena estrategia de partido. De igual modo, un correcto uso de las tarjetas, facilitará nuestro trabajo en situaciones delicadas durante el partido. El uso de las tarjetas no tiene otro fin que ese, la de ayudarnos a controlar el partido, y un uso correcto de estas nos conducen al éxito de nuestro trabajo en un partido.
Para terminar, quiero hablaros de la importancia de trabajar en equipo en los partidos. El arbitraje actual, no permite que tengamos dos árbitros asistentes y en ocasiones cuarto árbitro en un partido y que limitemos su trabajo a solo varias funciones. Hemos de transmitirles en nuestra charla pre-partido que necesitamos de ellos, que su ayuda es de vital importancia para nuestro trabajo, y hemos de conseguir que su nivel de exigencia, de implicación con nuestro partido sea igual o más alto que el nuestro si cabe. Para mi es vital, crear ese ambiente de trabajo a la hora de comenzar el partido. Considero que el líder del equipo arbitral, comienza a serlo desde el vestuario consiguiendo motivar a su propio equipo, transmitiéndoles que todos somos uno en el acierto y en el error.
Noticia: e imagen:http://www.cetara.es/

2 comentarios:

  1. Fernández Borbalán es el mejor árbitro de la liga.

    ResponderEliminar
  2. Tanto como el mejor es algo exagerado, pero sí está entre los mejores.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.