La preparación arbitral para una final

arbitros-futbol-gilberto-alcala

El ex árbitro FIFA Gilberto Alcalá, que tiene en su haber más de 500 partidos en Primera División de la Liga Mexicana,  explica cómo se prepara un árbitro para una final. 
Gilberto considera que las Finales son las que hacen grande o pequeño a un árbitro: "Sabemos que es un partido de 180 minutos, el árbitro debe tener ese temple esa tranquilidad, no es fácil para un árbitro. Es muy complicado pero estos partidos son los que necesita un árbitro para triunfar, si no puedes dirigirlos, vámonos haciendo a un lado mejor, se hace carrera y jerarquía con estos juegos". Y advierte: “Como árbitro lo último que quieres es equivocarte, el error e condición humana no condición arbitral, en todos los trabajos se pueden tener errores”.
Aquí os dejo un extracto del artículo del El Economista, en que describe como el aspecto psicológico, la vida en familia, la alimentación y el estrés son características importantes desde el nombramiento hasta la dirección del encuentro. si queréis leerlo completo hacer clic en el enlace del final:
“Ser designado para pitar la final del futbol mexicano implica una preparación especial desde que los silbantes son elegidos para llevar las acciones de los dos partidos más importantes de la temporada.
Gilberto Alcalá comenta que como árbitro “estás esperando llegar a estas instancias, y si se combina con un Clásico como éste tendrás que estar aún más concentrado”, explicó el ahora analista de Televisa Deportes, quien dejó claro que cuando un silbante llega a una final, “lo último que estás esperando es que seas factor para que un equipo sea o no campeón”.
Recuerda, el refugio en el seno familiar jugó un papel fundamental para sentirse lo más cómodo posible: “El reconocimiento, el orgullo, el sentirse satisfechos con la familia eran muy importantes”, reveló el ex árbitro que también señaló que se debe cuidar el tema de la comida antes de trabajar en un escenario como el que tendrá la Liga MX el jueves y el domingo y que el ejercicio también significa una oportunidad para desahogar el estrés.
Gilberto argumentó que se estudia de manera distinta tanto la ida como la vuelta. En el caso de los primeros 90 minutos, comentó que al llegar al estadio antes “ya platicaste en el hotel con tus compañeros, sabes qué jugadores son más complicados, analizas jugador por jugador, sabes quiénes son conflictivos, quiénes pueden simular faltas”.
Eso sí, enfatizó que a la cancha “puedes salir prevenido más no predispuesto”. Para el juego definitivo el especialista reveló que la cuarteta arbitral enfoca su trabajo “de acuerdo a lo que sucedió en la ida”, tomando en cuenta el resultado y posibles piques que se hayan dado en el primer capítulo.”
Fuente:


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.