El árbitro asertivo. Por Juan Mario Antonetti


Se habla de que el árbitro debe ser ASERTIVO como modelo de ejemplo a seguir, suena fácil, parece fácil, pero, no lo es.
Que significa la palabra ASERTIVO.
La persona ASERTIVA logra establecer un vínculo comunicativo sin agredir pero tampoco sin quedar sometido a la voluntad del o de los otros.
O sea, un árbitro ASERTIVO es una persona que se ubica entre la PASIVIDAD y la AGRESIVIDAD, una persona que conoce los derechos de los demás, conoce la capacidad de los demás y asimismo es capaz de imponer su propia voluntad sin llegar al enfrentamiento con los demás.
Un árbitro AGRESIVO No tiene en cuenta los sentimientos de los demás. Acusan, pelean, amenazan, agreden, insultan. Presentan la ventaja de que nadie les pisa y la desventaja de que nadie les quiere a su lado.
Por el contrario un árbitro PASIVO es aquella persona que no defiende sus intereses, no expresa sus sentimientos verdaderos, creen que los demás tienen más derechos que ellos mismos, no expresan desacuerdos. Este estilo tiene como ventaja que no suele recibir rechazo directo por parte de los demás. Pero tiene la desventaja de que los demás se van a aprovechar. Las personas que se comportan de manera pasiva presentan sentimientos de indefensión, resentimiento e irritación.
Por ende un árbitro ASERTIVO consigue sus objetivos sin dañar a los demás, se respetan primero ellos mismos pero a su vez respetan a quienes lo rodean, actúan y piensan en el momento adecuado con franqueza y sinceridad y tienen sobre todo autenticidad en los actos que realizan, están seguro de sus creencias y tienen la capacidad de decidir usando en todo momento el Sentido Común. (Ver http://www.actualidadarbitral.com/2017/02/regla-xviii-sentido-comun-por-j-mario.html)
Se debe tener en cuenta que la cordialidad y el buen trato no desautorizan las decisiones del árbitro. Se debe tratar de tener siempre un buen semblante y tratar de estar de buen humor.
Una mirada franca, sincera, a los ojos de la otra persona deja ver la seguridad en sí mismo.
Obviamente en todo momento debe ser apoyado con un correcto lenguaje gestual, Preservando el espacio de autoridad, Evitando el contacto con el jugador y Asumiendo postura de poder. (Esto lo vamos a ver en el siguiente artículo que publique).
LO CORTÉS NO QUITA LO VALIENTE, ser un árbitro asertivo no te quita autoridad, todo lo contrario.
JUAN MARIO ANTONETTI.  Instructor Nacional del Árbitros de Fútbol
Imagen: Minutouno.com


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.