Quiero ser árbitra, pero no me dejan


Ainhoa Azurmendi, profesora del Departamento de Procesos Psicológicos Básicos y su Desarrollo de la facultad de Psicología de la UPV, ha realizado este fenomenal trabajo, nosotros reflejamos un extracto:
¿Por qué insultan a las árbitras? Pues por el simple hecho de ser una mujer y adentrarse en un terreno que parece reservado solo para hombres: el fútbol. Una investigación del Departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad del País Vasco achaca al comportamiento sexista a los estereotipos sociales, la organización predominantemente masculina de federaciones deportivas y clubes y, por último, a la resignación en la que acaban las propias mujeres que aspiran a arbitrar o a convertirse en entrenadoras.
……
Azurmendi afirma que las resistencias y las objeciones a la participación de las mujeres se dan en tres aspectos. Por un lado, provienen del entorno social: “El hecho de que los espectadores increpen a las árbitras con expresiones como  ‘¡vete a casa a fregar!’ es debido al reparto de roles y estereotipos extendidos en la sociedad”. Por otro lado, numerosos aspectos de la organización de las federaciones y clubes “obstaculizan el acceso de las mujeres. En estos órganos imperan las redes informales de hombres, es decir, los conforman grupos de amigos. Se ayudan y apoyan mutuamente, y eso se convierte en una barrera para las mujeres”.
……
“Lo que está sucediendo”, explica la profesora, “es algo estructural. En cualquier lugar se ve que los mayores problemas se dan en los deportes considerados tradicionalmente como masculinos. Y si comparamos la situación entre árbitras y entrenadoras se ve que las árbitras se encuentran en una situación peor aún por el estigma social que lleva consigo esta profesión. Parece que todo el mundo tiene derecho a descargar en ellas toda su frustración”.
……
Maite Guilarte tiene 23 años y lleva cuatro años en el arbitraje alavés: pita hasta juveniles y hace de asistente en partidos de Primera Regional. En sus cuatro años en los campos de fútbol solo ha registrado un incidente machista, pero fue suficiente para que se replanteara seguir con el arbitraje. "Fue hace dos temporadas. Está haciendo de asistente en un partido de Primera Regional y el delantero de uno de los equipos le comentó a un rival: 'Esta solo está en el arbitraje para follarse a los árbitros'. Él creía que no le había escuchado, pero sí que le oí. Levante el banderín y llamé la atención del árbitro, quien le expulsó. No he tenido ningún otro incidente por mi condición de mujer, pero creo que es un milagro porque visto lo que pasa en los campos de fútbol de otras comunidades....".
……
Maite sigue con la afición intacta. "No hay nada como terminar un partido, ver que el público aplaude a los jugadores y nadie se fija en ti. Llegas a los vestuarios, te metes y se acabó. Es la sensación de que has hecho bien el trabajo y, sobre todo, que has pasado desapercibida. Es lo mejor que le puede pasar a un árbitro".
Trabajo completo e imagen: El Diario
 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.