El árbitro de fútbol base está solo, muy solo.


Son ellos los que sufren el fútbol base, a entrenadores insulsos y padres ridículos que se creen que su hijo es Messi o Cristiano Ronaldo, si alguno de esos padres está leyendo este artículo me gustaría decirte que NO, tu hijo NO es un crack mundial del fútbol, es un niño pequeño que busca en el fútbol la diversión, tu hijo juega para ser feliz no para ganar millones.
El árbitro del fútbol base es ese que además de arbitrar también enseña. Enseña los valores del FAIR PLAY, los que deberían enseñar los padres en casa, pero no es así. El árbitro de fútbol base está solo, muy solo, llega solo al campo y se va solo, muchas veces ese árbitro no alcanza ni los 16 años, lo que a los padres le da igual, si el árbitro tiene 13 años da igual, el padre hooligan de turno piensa que tiene 40 y que ese pobre niño, que también está aprendiendo, lo tiene que acertar todo.
Si un árbitros como Rizzoli, Clattenburg o Gil Manzano no lo aciertan todo, porque son humanos, no te puedes esperar que ese niño de 15 años lo acierte todo, ese niño que se presenta en el campo con su mochila al hombro, que se viste con nervios y emoción, que para él un partido de alevines es la final de la Champions, ese niño que persigue un sueño, el de llegar a pitar un mundial o unos JJOO o en La Liga.
Padres que leáis este artículo: pensad que el niño que está pitando es el vuestro, pesad que no se equivoca a posta, que también está aprendiendo, que es HUMANO.
Entrenadores que leáis este artículo: el árbitro no va con ningún equipo, no quiere fallar a posta, él simplemente HUMANO.
Desde la redacción de Tercer Equipo pedimos que se reconozca más la imagen del árbitro del fútbol base, porque al árbitro del fútbol es a la persona que más le gusta el fútbol, porque si no le gustase no aguantaría a padres que se creen grandes entrenadores pero que luego NO TIENEN NI IDEA.
Noticia e imagen: Tercer Equipo

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.