Consejos para ser un líder en un equipo arbitral


No es lo mismo ser el jefe que ser un líder, especialmente cuando se es el nuevo al frente de un equipo de trabajo que se caracteriza por contar con personas creativas pero rebeldes y con problemas con la autoridad. Te decimos cinco consejos para mejorar tu liderazgo en un grupo difícil.
1. Pon el ejemplo
Una de las principales diferencias entre un jefe y un líder es que el segundo pone el ejemplo cuando se trata de esforzarse más y dar un plus en todo lo que se hace. El líder no sólo aprueba lo que hace el equipo, también debe proponer y ser parte del grupo. Esta característica del liderazgo se pone de manifiesto especialmente durante las crisis.
2. Escucha y motiva
Una forma de ganar el respeto del equipo es escuchar las ideas de los integrantes e implementar las mejores, esto también es una gran motivación para que se sigan esforzando y dar más en cada proyecto.
3. Define y cumple los objetivos y estrategias
La función del líder no es dar órdenes, es hacer que los objetivos y las estrategias se lleven a cabo de la mejor manera. También es su misión llevar un seguimiento de los procesos para detectar cualquier falla o deficiencia antes de que se convierta en un problema.
4. Esfuérzate por ser admirado
El liderazgo siempre se admira pero para conseguir esto hay que tener pasión, humildad, congruencia y una actitud positiva con base en los objetivos. La admiración no es algo que se pueda implementar por decreto, surge sola con el tiempo cuando el líder piensa siempre en lo mejor para la empresa y su grupo.
5. Conoce las virtudes y deficiencias el equipo
Los equipos cuentan con integrantes con personalidades y habilidades distintas. Esas cualidades deben aprovecharse al máximo para hacer mejor las cosas pero hay que conocer cuáles son las características positivas y negativas de cada persona y trabajar en fomentar las primeras.
Por Oswaldo Olivas.
Noticia e imagen: Merca2.0 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.