Vídeo: 15 años de la agresión más famosa del fútbol paraguayo


Gabriel González el “loco” se lia a trompadas con el árbitro Benito Lugo Chávez siendo uno de los episodios más recordados en las canchas paraguayas.
Circa, 31 de agosto de 2001, estadio ‘Feliciano Cáceres’ de la ciudad de Luque, Sportivo Luqueño - Olimpia.
Sobre los 56’ de juego ingresó el ‘Loco’, una veterana máquina de hacer goles como solución al complicado lance.
Sin embargo, lejos de aportar al equipo, al minuto de pisar el campo recibió la primera amonestación de parte del árbitro Benito Lugo Chávez. El ambiente se caldeó.
El partido estaba sumergido en una lluvia de patadas, trámite difícil de contener para el juez principal; once minutos después, González, protestó desaforadamente y en consecuencia Lugo Chávez desenfundó la segunda amarilla, la roja llegó por inercia.
Lo que aconteció en los segundos posteriores cambió la historia del fútbol paraguayo. González le dio rienda suelta a su ira y estrelló dos potentes puñetazos en pleno rostro del árbitro. Sus compañeros trataron de apaciguar al delantero, pero el acto estaba consumado.
Lugo Chávez fue trasladado a los vestuarios. Dio la orden de suspender el partido y se retiró de urgencia a un hospital, allí se le diagnosticó “contusión directa sobre la órbita izquierda con compromiso del globo ocular y disminución del 20 por ciento de la visión”, según reportes de la época.
Las grabaciones de la televisión y los informes de la terna arbitral acabaron con la defensa del artillero. El Tribunal de Justicia Deportiva le inhabilitó de por vida, así, el ‘Loco’ González, se convirtió en el primer futbolista castigado con tal severidad desde Ignacio Achucarro, en 1972.

Tras desfilar por los Tribunales y recurrir a cuanta estrategia, antecedentes o posibilidades de apelar se le haya ocurrido, González consiguió una reducción (a dos años y medio) y el 5 de marzo de 2004 volvió a la actividad profesional.
Noticia e imagen: Hoy.com

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.