¡Vicky Tovar rompió paradigmas!. Por Emilio Fernando Alonso

La tapatía Virginia “Vicky Tovar” rompió paradigmas y estereotipos en el futbol mexicano al convertirse hace 12 años en la sexta fecha de la campaña 2004 en la primera mujer árbitro en dirigir un partido de Primera División en el balompié mexicano en el Estadio Sergio León Chávez, de Irapuato, Guanajuato, en un duelo entre los Freseros y las Águilas del América, donde tuvo una buena actuación, marcando un penalti justo a favor de los freseros que terminaron derrotando a las Águilas por 2-1.
Para que Vicky debutara tuvo que superar muchas cosas, entre ellas la incredulidad de su propia familia que no pensaba que una mujer pudiera abrirse paso en un trabajo hasta ese entonces exclusivo de los hombres, pero ella no se desanimó y comenzó como juez de línea un par de años antes de su debut, actuando en partidos de la Tercera y Segunda División. Su buena condición física, seguridad, colocación y acertadas decisiones desde la banda, no escaparon al ojo clínico de Arturo Yamazaki y Edgardo Codesal quienes la apoyaron para que siguiera preparándose como parte del Colegio de Árbitros de Jalisco, que por aquellos años comandaba el inolvidable y gran amigo Yamazaki. Vicky, deportista desde muy pequeña, inquieta y con dotes de atleta, practicaba al mismo tiempo el atletismo donde llegó a representar a Jalisco en Campeonatos Nacionales en la prueba de 400 metros con vallas, donde llegó a ostentar la quinta mejor marca del país: combinaba el atletismo con el arbitraje y dos veces al día entrenaba, primero con los silbantes y después con la Selección Jalisco de Atletismo, todo con  el objetivo de llegar a dirigir como juez central en Primera División. Objetivo que cumplió en 2004, y recuerda con emoción, como ese día Pável Pardo a quien conocía desde su paso como entrenadora en Fuerzas Básicas del Atlas, le obsequió un hermoso ramo de flores antes del partido. Vicky recuerda con emoción el detalle, y cuenta que las flores viajaron de Irapuato a su casa en Guadalajara, donde duraron alrededor de 15 días en perfecto estado antes de marchitarse. No sólo fue  la primera mujer árbitro en México, también terminó dos carreras ligadas al deporte, pues es maestra de Educación Física egresada de la Universidad de Guadalajara, y además tiene su título como director técnico lo que le valió para ser invitada por el Atlas para ser entrenadora  de Fuerzas Básicas, donde tuvo a su cargo los inicios de Pável Pardo y Andrés Guardado entre otros destacados futbolistas surgidos de la cantera rojinegra. Dirigió en total cuatro partidos en Primera División, pero al retirarse Arturo Yamazaki y Edgardo Codesal del arbitraje para que Aarón Padilla quedara al frente de los nazarenos, ya no tuvo el apoyo necesario y decidió retirarse, para dedicarse a cuidar su matrimonio e hijos, a quienes sacrificó un tiempo por  el arbitraje.
Hoy vive feliz en su Guadalajara, su ciudad natal, recordando los buenos y malos momentos que tuvo en su carrera y las declaraciones de dos jugadores que no olvida, pero no les guarda rencor. Una de Jared Borgetti, capitán del Santos Laguna, que en la ceremonia previa al volado para escoger cancha le dijo delante de sus asistentes y el capitán del otro equipo “ora sí, no sé por qué mandan ‘viejas’ a arbitrar”,  y aquella de Cuauhtémoc en su debut que al ser cuestionado por los reporteros sobre el trabajo de Tovar, respondió “debería de estar lavando trastes y no arbitrando”.
Pero esos detalles mínimos, no le quitan su lugar en la historia del futbol mexicano de haber sido la primera mujer árbitro en dirigir un partido en el balompié azteca profesional.
Ella encabezó un grupo de mujeres interesadas en el arbitraje, y que siguieron sus pasos como Rita Muñoz, e Isabel Tovar su hermana. En la actualidad Quetzalli Alvarado es la mejor árbitra mexicana, tiene gafete internacional y ha estado en Mundiales femeniles, Juegos Centroamericanos y Panamericanos, pero no ha podido lograr pitar en la Liga MX, lo que sí pudo hacer Vicky Tovar, la árbitra tapatía que rompió paradigmas hace 12 años. Apenas el miércoles pasado me tocó narrar el juego de Cuartos de Final de la Copa MX entre Necaxa y Tijuana, y fungió como árbitro asistente dos, la señorita Enedina Caudillo Gómez, quien tuvo una  sólida actuación y fue inevitable recordar a la pionera entre las damas arbitrales del futbol mexicano, la jalisciense Vicky Tovar.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.