Aprender reglas de juego

No hay nada mejor que conocer una materia para saber adaptarla a tus necesidades. Eso debió de pensar José Luis Oltra, quien fichó para su cuerpo técnico del Tenerife al exárbitro Pérez Lima. El motivo estaba claro: que sus jugadores aprendiesen las reglas de juego y, de paso, rebajar el número de tarjetas recibidas. El fichaje dio grandes resultados.
El Tenerife rebajó en un 76% el número de tarjetas. En su última temporada en Primera, fue el tercer equipo menos amonestado, tras Madrid y Barça. Un acierto de míster, plantilla y colegiado, que refleja Pérez Lima en su libro La otra cara del arbitraje.
"Oltra me llamó porque quería incorporarme a su cuerpo técnico para asesorar a los jugadores. Estaba muy preocupado por el número de tarjetas que recibían y quería cambiar el comportamiento de los suyos en el campo", explica Pérez Lima.
Explicar las reglas de juego y cómo actuar sobre el césped a la plantilla fueron los primeros pasos a dar: "Se les enseña a saltar en el área con los brazos pegados al cuerpo, así como a saltar con los ojos abiertos. Estas dos acciones si se hacen mal, con brazos abiertos y ojos cerrados, provocan entradas violentas y tarjetas".
Otro de los aspectos a mejorar en una plantilla es cómo dirigirse al colegiado: "Los jugadores, a la hora de protestar, casi siempre lo hacen de forma descontrolada. Por ello, hay que enseñarles a controlarse, a seguir concentrados en el juego y a olvidarse de la labor arbitral". Son pequeños consejos que ayudan a disputar un partido de forma ortodoxa y cumpliendo la normativa de las reglas de juego sobre el césped, para así evitar tarjetas: "Si todo ello lo entrenas durante la semana, los jugadores lo asimilan y lo toman como algo normal, por lo que luego en la competición se comportan de la misma manera y no cometen las llamadas faltas tontas".
Pero no sólo los jugadores cometen errores por calentones, también pasa en los banquillos: "El ímpetu que existe en las zonas mixtas es muy grande. La tensión se masca en los banquillos y ahí hay que tener mucha mano izquierda y tranquilidad".
Pérez Lima recuerda con cariño el trabajo que realizó en el Tenerife y lanza un reto a todos los clubes: "Sería bueno que fichasen a un colegiado para trabajar con los jugadores y entrenadores. Si se apostara por ello habría menos tarjetas, más deportividad y más respeto a la figura arbitral al conocer bien las reglas de juego".
El árbitro chicharrero no olvida el gran trabajo realizado por Oltra y su cuerpo técnico en el regreso del Tenerife a Primera en la temporada 2009-10: "Todos pusieron su granito de arena para competir en la mejor Liga del mundo con una plantilla muy corta y sin expulsiones".

Noticia e imagen: http://www.marca.com/





No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.