Dudas razonables en el fútbol de hoy. Por PEDRO GONZÁLEZ

Es incuestionable que el fútbol moderno ha avanzado bastante, sin embargo todavía queda un largo trecho por recorrer, principalmente resolviendo lo que llamaremos ‘dudas razonables’.
Cada día se suman más adeptos a este maravilloso deporte y ven, escuchan y leen afirmaciones que los traen de cabeza.
Quién no ha escuchado “los goles fuera valen doble”. Y no valen doble si no más y solo en caso de empate en las series de ida y vuelta.
Luego vienen los llamados ‘partidos amistosos’ que, aunque le llamen así, de amistosos no tienen nada, más bien son auténticas guerras que ponen los pelos de punta a los clubes, ante el riesgo de lesión de los jugadores cedidos.
Al final de poco sirven, los entrenadores se ven forzados a poner a los suplentes y resulta un ‘juego de mentira’ que solo deberían de jugarse en fechas cercanas a la Eurocopa, Copa América o al Mundial, para no engañar al público.
A ese ‘público que también juega’. Su influencia es muy pequeña comparada con el hacer dentro de la cancha y hay que tener cuidado porque muchas veces eso se confunde con ofender al rival y puede generar ese tipo de violencia que hay que extirpar para siempre.
Eso, y lo de ‘ensuciar el partido’. Una estrategia bastante cobarde y antideportiva que generalmente ni siquiera sirve para ganar y lo único que consigue es empañar el resultado. Tanto, que a pesar del enorme trabajo del Cholo Simeone o Carlos Bilardo pocos se lo reconocen.
Aunque tampoco ‘dominar el partido’ garantiza el triunfo. No se puede perder la perspectiva de que lo más importante en el fútbol es hacer goles y por tanto hay que hacer el máximo esfuerzo para crear ocasiones. Si teniendo el tener el balón logras tener más ocasiones, vale, de lo contrario, el porcentaje de posesión no sirve de nada.
Tampoco sirve de mucho ‘correr más que el rival’, el que tiene que correr más es el balón. Veamos un ejemplo de lo que ocurrió en la Liga de Campeones:
Los tres quemas corrieron en octavos, Dortmund 119 km, Schalke 119 km y Leverkusen 117 km, ya no están y los tres que menos lo hicieron están en cuartos, PSG 109 km, Real Madrid 110 km y Juventus 110 km.
También están en esta instancia otros que no corrieron mucho, Barcelona 112 km, Atlético de Madrid 112 km y Mónaco 113 km; mientras que Basilea 117, Shakhtar 114 y Chesea 114 tuvieron que despedirse.
Las excepciones de esta regla han sido Manchester City 110 km y Oporto 116 km. El primero corrió poco y cayó, el segundo mucho y clasificó.
En cuartos el Real Madrid corrió 103.3 km ante el Atlético, que sumó 110 km; sin embargo, y a pesar del empate 0-0, el equipo blanco fue muy superior.
Por último no podía faltar la duda razonable de ‘si es o no falta’. No porque exista contacto con el rival o se toque al balón con la mano o tenga el brazo más adelantado hay que pitar la falta.
Primero es hora de que la tecnología ayude a los árbitros, quienes a su vez necesitan una mayor preparación y sobre todo aplicar el espíritu de este juego, que no es más que sacar ventaja de manera ilegal.
La regla 12 dice que es falta “dar o intentar dar un patada” o “tocar el balón deliberadamente con las manos”, no por “tocar a un rival” o cuando el balón “le dé en la mano” y el árbitro y solo el árbitro está para ‘interpretar’ la intención y castigar adecuadamente a los ‘listos’ porque no todas las faltas son de tarjeta amarilla.
Al mismo tiempo hay que multar a los ‘simuladores y protestones’, dando paso a un código ético virtual que desprestigie al jugador que sea reincidente en estas prácticas.
Por lo que pido a todos aquellos que de un modo u otro tienen que ver con este deporte que pongan su granito de arena para acabar con estas prácticas y ayudar a resolver estas ‘dudas razonables’.
Noticia e imagen: http://www.elnuevoherald.com/




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/futbol/article19012776.html#storylink=cpy

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.