Comunicación en el arbitraje.

Este artículo le proporcionará elementos para comprender la importancia de la comunicación dentro del terreno de juego de fútbol asociación, así como sugerencias para lograr una comunicación eficiente y que las decisiones, penalizaciones o recomendaciones que se dan como árbitro se entiendan y se acepten sin que se den malas interpretaciones.

La comunicación es un fenómeno inherente a la relación entre los seres vivos, a través de ella se obtiene información acerca del entorno y se es capaz de compartirla a otros, ya sea de la misma especie o de alguna otra. En el arbitraje ésta es una situación básica ya que existe una constante comunicación con todas las personas que intervienen en un partido de fútbol asociación.

No es posible el desarrollo humano individual si permanecemos mental, social o físicamente aislados. Pongamos como ejemplo a cualquier hombre del que tengamos memoria y que haya destacado como líder, científico, empresario, etc. Si analizamos la cantidad de cosas que comunicaron al mundo y que les fueron comunicadas, podríamos darnos cuenta que la esencia de su desarrollo personal radicó precisamente en esta actividad de proyección exterior. La comunicación de muchos de estos hombres sigue viva a través de los siglos.

La comunicación tenemos que es un proceso continuo y dinámico formado por una serie de acontecimientos variados y en constante interacción.

La esencia de una comunicación eficiente es la respuesta comprensiva a esta serie de variables.  Por lo que en el arbitraje se debe cuidar esa proyección tanto personal como de ideas para que en el momento  que se tenga que tomar una decisión, penalizar, dar una recomendación o hacer llegar un mensaje sea compartida y dirigida exactamente como se quiere hacer llegar y poder recibir la retroalimentación de la otra parte involucrada en este proceso.  La comunicación no es una transferencia de información de un individuo a otro, resaltando claro esta; que los diferentes significados de los mensajes humanos no pueden ser transmitidos tal cual de un individuo a otro, sino que éstos deben ser clarificados y negociados por ambos, dado que pueden estar influenciados por numerosas variables.

La comunicación es esencial en el ser humano, no es una capacidad exclusiva del hombre, pero el lenguaje nos diferencia de los animales y nos coloca en el mundo como seres superiores. Por lo tanto, la comunicación, en el ser humano, es un diálogo, un intercambio de ideas, a diferencia de la información que es una alocución o exposición de datos o hechos. En la  comunicación se transmite una información desde un emisor que es capaz de codificarla en un código definido hasta un receptor el cual decodifica la información recibida, todo eso en un medio físico por el cual se logra transmitir, con un código en convención entre emisor y receptor, y en un contexto determinado.

El  árbitro puede valerse de varias vías de comunicación, entre ellas tenemos la comunicación verbal, la escrita y la no verbal.

Cuando en el arbitraje se logra la comunicación, se puede decir que a logrado el  mayor grado de éxito que se alcanza al transmitir al oyente las ideas y sentimientos,  y que debe ser  bilateral, para que sea una comunicación eficiente.

Se ha demostrado que en las grandes ciudades, la mayoría de la gente pasa aproximadamente el 70% del tiempo que está despierta en alguna forma de comunicación, ya sea leyendo, escuchando, hablando o escribiendo.

En los seres humanos, la comunicación es un acto propio de su actividad psíquica, derivado del lenguaje y del pensamiento, así como del desarrollo y manejo de las capacidades psicosociales de relación con el otro. A grandes rasgos, esto le permitirá  el árbitro poder conocer más de sí mismo, de los demás y del medio exterior mediante el intercambio de mensajes principalmente lingüísticos que le permiten influir y ser influidos por las personas que lo rodean y que será importante para  que se pueda tomar alguna decisión,  aplicar una penalización o  dar una recomendación .

Es importante recordar que ésta puede ser verbal y no verbal, lo que comprende un "todo" donde los diferentes sentidos de percepción del hombre, actúan para decodificar e interpretar lo que escucha, lee, siente o ve, pues puede ser claro, que llegue la información, pero, ¿es lo que se quiere transmitir? o el receptor, ¿es el que verdaderamente puede descifrar la información?, allí los canales entonces juegan un papel importante así como la disposición de transmitir la información  para ser entendido correctamente.

Existen muchas formas de estímulo mediante los cuales pueden comunicarse los individuos; no obstante, de modo general pueden el árbitro pude emplear y valerse de la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

Comunicación verbal

La comunicación verbal es el proceso de transmitir información de forma oral, está integrada por palabras, voz y acción, su fin es trasmitir al receptor ideas y sentimientos. La palabra hablada en el arbitraje en el momento de un partido de fútbol asociación, es el testimonio que exterioriza el pensamiento, los sentimientos y el mundo interior del árbitro. Este tipo de comunicación le permite al árbitro y a su interlocutor tener una comunicación directa.

Recomendación:

Cuando se dirija a un jugador, alguien que compone el cuerpo técnico o alguna de las personas que intervienen, emplee un lenguaje tan sobrio como sencillo, hable con claridad, soltura y firmeza. Hágalo a un ritmo que la pronunciación de las palabras que emite sea clara, hable de forma contundente, dé la entonación adecuada a lo que está expresando.

Comunicación no verbal

La comunicación no verbal expresa mucho más de lo que tradicionalmente pensamos o aceptamos. Está conformada por:

·      Expresiones
·      Postura y movimiento corporal. es símbolo de: fuerza, dinamismo, agresividad adecuada.

Recomendaciones:

·                Al dirigir con un jugador tenga el cuerpo confortablemente derecho.
·                Camine seguro por el terreno de juego.
·                Proyecte una personalidad propia, formal y seria.
·                Evite columpiarse cuando hable.
·                Haga contacto visual con la persona a la cual le está hablando.
·                Evite el uso excesivo de ademanes y gestos.
·                Sus expresiones deben ser naturales. Una expresión brusca o forzada puede denotar inseguridad o nerviosismo.


Es preciso recordar que cada persona es diferente y que esas diferencias es el producto de diversas culturas y ambientes familiares, que cada una posee diferentes personalidades, habilidades, gustos, actitudes cuando  convive con otra y el árbitro debe comprender que  los  estados de ánimo a la hora de un partido de fútbol están alterados por lo que son un factor decisivo en la forma de influir a la hora de hacer llegar y recibir un mensaje.

Existen  otros factores que influyen en el proceso de la comunicación, entre ellos se encuentra la edad, el sexo, la apariencia física, la educación, la religión o creencias costumbres y tradiciones, la política, y otros más. Mencionemos algunos:

La percepción. Es la imagen que uno se hace del mundo y del otro, es un elemento esencial en la comunicación. Para percibir es preciso sentir, interpretar y comprender el mundo en el cual uno vive. La percepción es un gesto personal e interno. Todos los datos que un individuo posee sobre el mundo deben pasar por sus sentidos.

Recomendación. Hablarle a un jugador no significa necesariamente que éste lo comprenda; para comprobar que la percepción de éste fue correcta es necesaria la retroalimentación, ésta no necesariamente tiene que ser a través de la comunicación verbal, vea los gestos, mirada, ademanes o señas que hace.

El conocimiento: Es el código común entre las personas que sostienen una comunicación.

Recomendación: Tenga un dominio de las Reglas de juego, emplee los términos que marcan estas Reglas.

Los valores y las creencias. Los valores están muy relacionados con la estima. Los sistemas de valores difieren entre las personas por varias razones: la edad, la transición de la infancia a la adolescencia, el mundo del trabajo, los estudios, la situación de pareja, etcétera, son factores que modifican u orientan de forma diferente la vivencia de los valores personales.

Las creencias pueden, globalmente, tomar tres formas:

a) Racionales,  las que están basadas en evidencias conocidas.
b) Ciegas,  las que uno adquiere en ausencia de toda evidencia.
C) Irracionales,  las que uno conserva a pesar de las evidencias contrarias.

Recomendación: Al dirigir un partido de fútbol asociación guíese por los valores del juego limpio, dejando de lado los valores de otra índole. Recuerde que usted debe ser cumplir las reglas de juego, no sea el primero que las mal interprete o cometa faltas. Sea lo que comunica, hágalo con autenticidad tomando en cuenta la razón y la emoción.

Los aspectos sociales y culturales. En cada sociedad y cultura suministran a sus miembros su propia explicación sobre las estructuras y sobre el significado que le da a las cosas. Estas informaciones dan nacimiento a ideas preconcebidas y a generalidades respecto a la forma de ver a los otros. Estas ideas preconcebidas, aprendidas a una edad muy temprana, son tan sutiles que a menudo son hasta desconocidas. Sin embargo, éstas limitan, de manera importante, el estilo de comunicación y de interacción de una persona con otra. Por lo  tanto, si estas generalizaciones y estereotipos sociales y culturales interfieren en nuestras relaciones, pueden también modificarlas.

Recomendación: No discrimine ni provoque la discriminación, no haga diferencias entre los equipos de fútbol asociación, no le importe si es femenil, varonil, infantil, juvenil, ni la clase social de donde provienen.
No hable de los demás a sus espaldas. Si usted lo hace, ganará una reputación en el futuro sobre este tipo de conducta y perderá la confianza y respeto de otros. Evite el uso de idioma ofensivo, chistes y comentarios fuera de lugar, humor étnico o racial o algo que podría ofender a alguien más.

Los aspectos familiares. Para entender el mundo, podemos analizar situaciones ocurridas en la familia donde se forman conceptos de  autoestima, poder, intimidad, autonomía, confianza y habilidad para la comunicación; son partes vitales que fundamentan nuestra forma de vivir el mundo. Por tanto, para cambiar nuestra relación con el mundo, tenemos que cambiar a la familia.

Recomendación: No permita que los miembros de la familia de los jugadores interfiera durante el partido, llame la atención al jugador que se distrae por el público. No discuta con ninguna persona del público.

El estado anímico de cada persona. Todos constatamos cómo nuestro estado anímico nos condiciona en nuestras relaciones. Nuestro cansancio, nuestras preocupaciones, ansiedades, miedos, depresiones, etcétera. El estado emocional de una persona puede influenciar también su percepción o su pensamiento.

Recomendación: No tome las cosas de manera  personal. El humor de la otra persona o la contestación probablemente estará basada en el miedo o frustración que está sobre usted como un individuo. Ante lo que podría percibirse como un ataque personal, permanezca tranquilo.


Al mismo tiempo es necesario hacer estas recomendaciones para que el mensaje que se quiere dar llegue como es y el logro de lo propuesto sea en tiempo y forma.

  • El árbitro de fútbol debe comprometerse con la filosofía (ética y valores) y comunicarse con todos los que están dentro del terreno de juego, ya que es esencial para el logro de las metas que se propone.
  • Es muy importante ser congruente, asociar las acciones con las palabras.
  • Comprometerse con la comunicación de dos vías (descendente y ascendente).
  • Énfasis en la comunicación cara a cara.
  • Mantener a todos los participantes en el partido de fútbol asociación  informados de los cambios y decisiones que ocurran.
  • Dar confianza y valor a las personas para comunicar cualquier situación que se suscite dentro o fuera del terreno de juego.
  • Luchar porque la información fluya continuamente


Conclusiones.

Hay muchas concepciones erróneas y existe confusión alrededor de las opciones en cuanto a métodos de comunicación. La comunicación es la forma más común en la que los grupos toman sus decisiones y las llevan a cabo o las aplican en el caso del arbitraje de fútbol, pues los que componen todo el grupo como son los jugadores, el cuerpo técnico, la afición, etcétera, expresan su punto de vista cara a cara.

Para la toma de decisiones es importante una buena comunicación, ya que de eso depende, en el caso del arbitraje, que se tire un penal, de jugar una final, de expulsar a un jugador, de vetar un estadio y tantas más que pueden afectar o beneficiar a un equipo.

El proceso de toma de decisiones actualmente no puede basarse solo en el talento adquirido a través de un cúmulo de experiencias previas ante una situación interfiere un proceso de comunicación libre de barreras que permitirá que la información recibida y el mensaje sean objetivos.

 Noticia e imagen: http://ened.conade.gob.mx/

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.