Abandonar si...finalizar no...

La regla quinta, en los poderes que tiene el árbitro afirma que un silbato podrá interrumpir, suspender o abandonar un partido por cualquier tipo de interferencia externa, e interrumpir, suspender o abandonar un encuentro cuando lo juzgue oportuno  en caso de que se contravengan las reglas de juego.

Se reanuda otra vez

Interrumpir hace referencia a “parar” el partido momentáneamente, por ejemplo, al cometerse una falta o infracción sancionable con tiro libre  y reanudarlo nuevamente con la ejecución de este; suspender se refiere a “detener” el partido a causa de alguna interferencia externa como la falta de luz, factores climáticos etc, en este caso el partido tardara más en reanudarse, pero aunque se demore siempre continuara.

Otros deciden
Para  definir la tercera palabra me di a la tarea de investigar cuál era la razón de esta “trasformacion” en el texto de las reglas de juego (pues antes estaba como finalizar) consultando a un especialista el Dr. Carlos Alarcón, actual miembro de la Comisión de árbitros de la FIFA, que me aclaro la duda comentándome lo siguiente: “el árbitro sólo podrá terminar o finalizar el partido una vez cumplidos los 90 minutos, nunca antes, por lo demás sólo lo podrá interrumpir o suspender; la finalización en los casos mencionados anteriormente, es solo decisión de una autoridad competente diferente”.

Es una acepción

El término "abandonar" ahora en las reglas de juego 2012- 2013, no es un error de traducción, como muchos han pensado, es una opción en la traducción de “abandons” en ingles, que aunque no tiene la misma connotación de la palabra abandonar en español, es una de sus acepciones, por eso lo tradujeron así. Este tampoco es un cambio en las reglas de juego, ya que existe desde hace mucho tiempo, lo que ocurre es que  cada árbitro le ha dado su propia interpretación. El verdadero sentido de esta palabra- creo yo- es "descontinuar" el partido en cuestión,  pues el árbitro “a motu proprio” no volverá a continuarlo.

¿Descontinuar o abandonar?

Determinar si el partido se da por terminado con el resultado obtenido hasta el momento que el árbitro lo descontinuó, se juega de nuevo, o se continúa, es una decisión que solo le corresponderá a la organización, más no al árbitro. "En estos casos el silbato solo deberá informar a las autoridades respectivas la razón o razones y ellos tomarán la determinación de acuerdo a lo estipulado en en el Reglamento de la Competición” concluyó el Dr. Alarcón. De ahora en adelante no finalice los partidos dando tres pitazos y moviendo los brazos, simplemente descontinúelo retirándose del terreno de juego e informe lo que paso, pues ya sabe la diferencia.
Escrito por Jose Borda en:http://www.revistaarbitros.com/

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.