Los árbitros se reúnen a puerta cerrada

Los árbitros no aguantan más. El caso de la agresión al joven Héctor Giner ha sacado a la luz, para gran parte de la opinión pública, las nefastas condiciones en las que se ven obligados a pitar los colegiados en el fútbol amateur, unas categorías en las que no hay televisión, pero en las que la tensión y los peligros para el árbitro son mucho mayores que en el fútbol de élite. Sin embargo, y pese a que es de dominio público la intimidación que sufren muchos de estos colegiados cuando tienen que dirigir este tipo de partidos, las medidas de seguridad destinadas a su protección son inexistentes. Por eso, en el Comité Técnico de Árbitros de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana piensan que ha llegado la hora de denunciar esta situación y, si fuese necesario, tomar medidas para que casos como el de Héctor Giner no se vuelvan a repetir, o al menos que se dispongan de las medidas de protección suficientes para tratar de evitarlos en mayor medida.

Ante esta situación, y tras una semana en la que este asunto ha estado en primera página de los principales medios de comunicación deportivos a nivel nacional, los colegiados valencianos se reunieron de manera oficiosa en el día de ayer, en un encuentro al que no tuvieron acceso las cámaras, pero en el que se plantearon diferentes medidas a adoptar para acabar con este desagradable asunto. Con Mateu Lahoz a la cabeza, un gran número de árbitros acudieron a una cita convocada vía e-mail y redes sociales. En ella, incluso se llegó a plantear una posible huelga, algo sobre lo que todavía no se ha tomado una decisión definitiva. Y es que, pese a todas las iniciativas de apoyo a Héctor Giner y a los árbitros en general promovidas por buena parte del mundo del fútbol, los ´salvajes´ no cejan en su empeño de llamar la atención con sus intimidaciones.

Este mismo fin de semana, sin ir más lejos, hubo varios incidentes con árbitros de categoría regional de por medio. Uno, en la provincia de Castelló, en el que al colegiado Adrián Beltrán Ripollés «le rompieron la luna trasera de su coche, le robaron una chaqueta y 40 euros de la cartera», según informó el delegado provincial del Comité Técnico de Árbitros Ángel Pujol. Pero, no solo en la Comunitat Valenciana suceden este tipo de cosas, ni mucho menos. En Don Benito, Extremadura, un partido tuvo que ser detenido porque al árbitro le pincharon las cuatro ruedas de su coche mientras dirigía el encuentro. En definitiva, comportamientos lamentables que los árbitros quieren erradicar y ante los que tomarán las medidas que sean necesarias.
Mateu Lahoz no faltó a la cita
 
Uno de los dos colegiados valencianos que arbitran en la Liga BBVA esta temporada, Mateu Lahoz, estuvo ayer en la reunión en la sede del Comité Técnico de Árbitros de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana. Mateu no quiso faltar a una cita en la que se habló de la falta de seguridad a la que se tienen enfrentar los colegiados que dirigen partidos en el fútbol amateur, mostrando así todo su apoyo a estos árbitros, la mayoría menores de edad, que empiezan en estas categorías su carrera como colegiados.
Noticia e imagen:http://www.superdeporte.es/

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.