43 años de árbitro de fútbol

Hace más de tres décadas, en la temporada 1975-76, debutó en competición oficial el equipo de fútbol extremeño de Valverde de Leganés, el Racing Valverdeño. Jugó su primer partido en la pedanía de Gévora. Quien esto suscribe participó en aquel encuentro como jugador racinguista. El árbitro del mismo era José Cordero Parra. El Racing Valverdeño perdió aquella tarde y cuando regresó en autobús, el árbitro iba tras el vehículo en un ciclomotor. Los jugadores no dejaron de increparle a través de la luna trasera hasta la entrada a Badajoz, donde le perdieron.
Ese detalle demuestra que había que tener valor para ser árbitro de aquellos partidos, sin linieres, casi siempre sin fuerza pública, con los espectadores pegados al terreno de juego o dentro de él... Lo que se podría considerar como estar 'solos ante el peligro'.
El pasado 28 de noviembre, 35 años después, se jugó un choque en la categoría de Preferente: Racing Valverdeño contra Guadiana. Allí, corriendo la banda banderín en mano, de árbitro asistente, como ahora llaman al antiguo linier o juez de línea, estaba José Cordero Parra, que continúa en activo en el mundo arbitral.
Toda una vida dedicada al arbitraje que bien merece un reconocimiento por tantos años luchando. Tiempo que en muchos casos ha producido más sinsabores que momentos agradables. Aunque, por fortuna, en este caso han pesado más estos que aquellos.
 
La persona
 
José Cordero Parra nació en Badajoz el 13 de mayo de 1953. Tiene por tanto 57 años. Comenzó el arbitraje a los 15 años en la temporada 1968-69 como árbitro aspirante, pasando por las categorías de auxiliar, segunda y primera regional y actualmente asistente en preferente. Lleva 43 temporadas en activo, casi medio siglo, lo que, según manifiesta, lo convierten en el árbitro con mayor número de temporadas en el colegio extremeño.
Aunque de lo que más orgulloso está no es de su carrera deportiva, sino de su familia. José está casado y tiene cuatro hijos. En estos momentos está en paro, pues terminó su trabajo en el Ayuntamiento de Badajoz aunque tiene esperanzas de que le llame la empresa de recogida de basura de la capital pacense, a la que ha presentado su currículum.
Cordero Parra no oculta su satisfacción por su dilatada actividad arbitral. Guarda gratos recuerdos de los principales colegiados extremeños con los que ha compartido numerosos partidos: Trabadela, Gamero, Mata, Regalado, Falero, Gómez Landero... Del arbitraje actual opina que hay una buena preparación física y técnica pero echa de menos el nivel de amistad y convivencia que existía antes.
Asegura que ahora los árbitros son bastante más jóvenes y la mayoría prefiere dedicar el tiempo libre a sus amigos, por lo que el contacto entre ellos no es tan intenso como antes. A pesar de ello se muestra ilusionado por seguir formando parte de la gran familia arbitral extremeña y aunque por motivos de edad tiene limitada sus intervenciones, lo hace como árbitro asistente complementario en partidos de fútbol base, preferente y veteranos.
Entre sus aficiones, como no podría ser de otra manera, se encuentra el deporte rey. Dedica mucho tiempo a ver partidos de fútbol donde arbitran chicos jóvenes. También se encuentran entre sus preferencias las actividades que realiza en la Cruz Roja y la relación con los demás compañeros de arbitraje, sobre todo si se produce alrededor de una buena barbacoa.
Noticia e imagen:http://www.hoy.es/

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.