Anticípese y logre mejores resultados

La anticipación es una herramienta psicológica por medio de la cual un árbitro advierte o previene a un jugador cuando realiza o va a realizar una determinada acción consiguiendo con eso ponerlo en alerta, estar un paso adelante y evitar futuros inconvenientes con él y los demás jugadores. Es una técnica que muy pocos silbatos ponen en práctica, pero que da muy buenos resultados, ayuda a encontrar soluciones efectivas en los encuentros deportivos cuando el juez lo requiere y el jugador o los jugadores hacen caso omiso a las recomendaciones dadas.

Definición orientada

Es la capacidad del organismo para actuar de forma adelantada en los parámetros espacio-temporales con respecto a la acciones de los deportistas dentro de los campos de juego, es decir, es la habilidad del cerebro para anticiparse al futuro. Esta representa la manifestación de la actividad “conocedora” del árbitro, que le concede en respuesta a los estímulos en el presente, prever los acontecimientos futuros utilizando la experiencia y además estar preparado para encontrar la solución más acertada.
Niveles de manifestación
Cuatro niveles se manifiestan en la anticipación, el primero el subsensorial, corresponde a las predisposiciones y a los movimientos inconscientes que realizan los jugadores, y al conocerlos permiten establecer qué van a hacer seguidamente; el segundo es el perceptual, se caracteriza por dividir las acciones de los deportistas por adelantado e imaginar las posibles reacciones para seleccionar precisamente aquella que responde al siguiente paso, es importante esclarecer los efectos de las situaciones a solucionar en un encuentro deportivo.

Más allá de lo que se ve

El tercero, es el de representación, esto significa que el árbitro se orienta no sólo en lo que ve delante de él, sino también en aquello que está fuera de su campo visual, en aquello que aunque todavía no está pero puede ocurrir; el cuarto es el nivel lógico-verbal, en este la generalización y clasificación de las acciones se encuentra relacionada con el aumento de la influencia de las palabras y con la utilización del lenguaje externo e interno que utiliza el jugador, el identificarlo le permite conocer con seguridad hasta dónde puede llegar por lo que dice o hace.

En el posicionamiento

La característica esencial de la anticipación radica no solamente en el adelanto al espacio y al tiempo, sino también en el nivel de exactitud y complemento del pronóstico. Para concluir, un árbitro debe manejar la anticipación tal y como dice el conocido refrán “cuando el jugador viene, él ya debe ir”, esto también es aplicable a la ubicación porque además de conocer para qué lado va el jugador, puede escoger el lugar más apropiado para posicionarse dentro del terreno de juego; de igual forma una vez desarrollada esta cualidad podrá intuir en qué dirección van los jugadores y el balón, pues es allí en donde van a estar los conflictos.
Noticia escrita por José Borda en:http://www.revistaarbitros.com/

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.