Sancionan a un jugador con 16 encuentros por insultar e intentar agredir al árbitro y un linier

Se acaba la temporada antes de tiempo para un jugador del Trujillanos, del grupo I de Primera Regional. Y lo hace no por una lesión sino por un castigo disciplinario que sanciona una actitud poco ejemplar. Sucedió el 31 de enero, en el Cheles-Trujillanos, cuando el jugador Francisco Mateos Gil, fue expulsado tras insultar gravemente al árbitro y, después le intentó agredir a él y a un asistente; y, por último, profirió amenazas de más agresiones. La Federación Extremeña de Fútbol le ha castigado con 16 partidos sin pisar un terreno de juego.
Los incidentes vienen reflejados en el acta arbitral que elaboró Manuel Becerra Forte, árbitro adscrito a la Delegación de Badajoz. El escrito refleja que Mateos vio la roja directa por decirle «eres un hijo de la gran puta, me cago en tus muertos, habiendo intentado agredirme siendo separado por sus compañeros». Pero el asunto no quedó ahí.
«Este jugador corre hacia mi asistente con un intento de agresión, haciendo contacto mientras que mi asistente se retira de su posición para esquivarlo», narra el árbitro, quien asegura que, «cuatro minutos después, se acerca al asistente «cogiéndole de la camiseta y empujándolo, siendo calmado por el delegado de campo y diciéndole: Te voy a reventar, me cago en tus muertos, subnormal. Y ahora dile lo que quieras a la Federación, que me suda la polla». El árbitro, añade en el acta, a pesar de ser expulsado, se negó a abandonar el banquillo de su equipo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.