Sigamos luchando por el 'No al insulto'

Me escribe un compañero, un árbitro de fútbol, para compartir conmigo su alegría: la alegría de haber vivido, como él mismo afirma, "el primer partido de mi vida en el que no he oído ni un solo insulto. Ha sido una experiencia fantástica".
Ese árbitro es Ramón Mulet Pacis, del Colegio Balear. En la distancia, tanto José Antonio Delgado López, árbitro navarro, como quien les escribe, árbitro andaluz, recordamos ese primer momento en que asomamos por un campo de fútbol con una pancarta en la que se podía leer No al insulto. Es un mensaje evidente, en el que todo estamos de acuerdo. Pero, ¿cuántas cosas evidentes han de decirse muchas veces simplemente para que no se olvide esta evidencia? ...¿Cuántas veces decimos a nuestros hijos o alumnos las mismas cosas para que calen eternamente en sus corazones? Comprendo perfectamente la alegría porque conservo en mi memoria las caras de asombro de los chavales que cada fin de semana sacan conmigo esa misma pancarta después de que les exponga el sentido de la misma. Mientras, los educadores deportivos de esos chavales asienten con sus cabezas y con sus miradas. Y desde las gradas, con palmas de aprobación, unos padres miran incrédulos el mensaje que su propios hijos les traen. Y sonríen. Sonríen porque, en ...
Más Información:
http://www.as.com/opinion/articulo/sigamos-luchando-insulto/dasopi/20100124dasdaiopi_12/Tes

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.